Un portero de 16 años asiste a un jugador rival para que le meta gol: el gesto del cadete B del Almería que sorprende al equipo rival