Su ídolo les regala su camiseta, solo uno puede quedársela y dan una lección para decidir quién se la queda