200 niños reclaman campos de césped para sus clubes en un torneo celebrado en Madrid