Los Rebetrucos más baratucos: cebolla, polvos de talco y olé