Sigue los consejos de la Rebe y bañar a tu bebé no será un drama