A partir de mañana, no habrá pañal que se resista ¡no te pierdas el cursillo de la Rebe!