Mariano Heredia y la temida prueba de la báscula. ¿Propósito conseguido?