Hay un tema del que ni Judith, ni Fernando habían hablado hasta ahora...