Un perro no es un juguete: la historia que ha removido por dentro a Ana Baquera