Acompañamos a Pólvora y a Bruce a su casa de acogida