Si amas a tus perros puede que estés a punto de convertirte en vegano