Marta Peñate critica sin piedad las publicidades que hacen sus compañeros: "Son unos auténticos caraduras"