Trapos sucios y salseo en Bahamas: el gran descubrimiento de Dulceida ha sido Laura Matamoros (1/2)