Antes de Perla, Bea tuvo un perro de 'marca blanca'