La fama pasa factura a Bea: Rodri cree que ha cambiado