¡Vaya piernas, Rodri! ¡Cómo se nota que vas al gimnasio!