Alfon enseña la muñeca de su abuela y otros juguetes dignos de exorcismo