Carmen muestra el terror más prehistórico: El enterramiento de niños en vasijas