“Condenado por sus actos”: Así suena la voz del más allá atrapada en Talaván