España y el resto del mundo: las preocupantes cifras que nos sitúan como el peor país de Europa