Una extraña figura se cuela en el directo de Nacho Navarro justo detrás de él