De asustar a Iker a ser la sorpresa de la noche: Así fue el épico momento del coche