Iker Jiménez, pillado cantando a todo pulmón al ritmo de Triana