Iker Jiménez y Carmen Porter se emocionan pensando en el pasado e imaginándose en el futuro