Una maldición cayó sobre Canfranc: Se cumplió la profecía de la peregrina siniestra