Germán de Argumosa cuenta el momento previo a la psicofonía del infierno: "Eran las tres de la madrugada"