Nos metemos dentro de las tumbas de Ochate: "La leyenda dice que eran para niños"