Visitamos el altillo de un antiguo palacio encantado y un juguete se pone en marcha