Decimos adiós a la frente de Aless Gibaja: le ponemos peluquín