Chabelita cobraría más de 2.000 euros por acudir a un bolo