La última travesura de Diego Costa: vacía un extintor sobre la ropa de Lucas Hernández