Nos colamos en las habitaciones de los Hermanos Jaso antes de mudarse a Madrid