Aparece un nuevo tipo de influencer: los avatares virtuales