Influencers a prueba: les retamos a salir de nuestro escape room