Laura Escanes está muerta de miedo por una infección en su oreja