La maldición que puede dejar a las primeras nominadas sin ganar 'Supervivientes'