Oler los pedos de tu pareja puede alargarte la vida: Te contamos la razón