Nuevo caso de homofobia: ¡Plantémosle cara!