Víctor Palmero, comprometido contra el bullying