Sandra Barneda viaja a Venecia para "impregnarse" del ambiente de su nuevo libro