El lado más desconocido de Víctor Palmero, al descubierto