Está ‘mazadísimo’ y se ha convertido en el primer deportista de África Occidental en jugar los JJOO de invierno