¡Se levanta del Chester! El lugar donde jamás esperabas ver a Risto Mejide: el gimnasio