Cristian Toro, doble campeón del mundo y futuro padre de una niña: el fin de semana de ensueño del palista gallego