Cumple su sueño gracias a su padre: le construye un estudio de baile en casa y su reacción es para morir de amor