Fabien Bösch se despide de PyeongChang a su manera: su última locura para decir “bye bye”