¡Imperdible! El sufrimiento viral de este fan de la NFL que no destruyó el salón de milagro