Fin a las azafatas en las parrillas de la Fórmula 1