La brutal agresión de un jugador a su rival en un partido de rugby disputado en Barcelona