Las tres claves que explican cómo sobrevivió el joven pescador indonesio durante 49 días en el océano